La Hermandad La Realeza los invita a ser parte de una comunidad que pretende ser la mejor hermandad de LCV de una manera organizada donde todos sus miembros colaboran de forma activa y en la cual se podran disfrutar de actividades como eventos para todos
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Las Centinelas y la Larga Vigilia

Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin


Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 13/03/2010

MensajeTema: Las Centinelas y la Larga Vigilia   Dom Mayo 02, 2010 5:42 am

Las Centinelas y la Larga Vigilia



Con la partida de sus altaneros primos, los elfos nocturnos volcaron su atención en la seguridad de su patria. Los Kaldorei realizaron un poderoso conjuro druídico sobre las fronteras de Ashenvale, cerrando la entrada a ese bosque en un eterno misterio. Allí, permanecerían ocultos por cientos de años, sin contacto con otras criaturas o razas.. Los druidas, sintiendo que el tiempo de su hibernación estaba cercano, se prepararon para el sueño y dejaron atrás sus amadas familias y esposas. Tyrande, que se había convertido en Alta Sacerdotisa de Elune, le pidió a su amado, Malfurion, que no la dejara por el Sueño Esmeralda de Ysera. Pero Malfurion, honrado por entrar en los encantados Caminos del Sueño, se despidió de la sacerdotisa y le dijo que nada podría apartarle verdaderamente de su gran amor.

Sola para proteger Kalimdor de los peligros del nuevo mundo, Tyrande ensambló una poderosa fuerza entre sus hermanas elfas. Las mujeres guerreras, altamente entrenadas, sin miedo, se llamaron a si mismas las Centinelas. Su misión sería defender Kalimdor y patrullas los sombríos bosques de Ashenvale, y para esto contaban con numerosos aliados a quien llamar en tiempos de urgencia. Cenarius, el poderoso semidios, habitaba en los cercanos Prados de la Luna del Monte Hyjal. Sus hijos, los llamados Guardianes de los Bosques, se asentaron cerca de los elfos nocturnos y regularmente ayudaban a las Centinelas a mantener la paz en la tierra. Incluso las bellas hijas de Cenarius, las dríades, empezaron a aparecer en los claros con incrementada frecuencia.
Con los largos siglos por venir, y sin Malfurion a su lado, Tyrande nunca dejó de temer una segunda invasión demoníaca. Nunca dejó de pensar que la Legión Ardiente seguía allí, más allá de la Gran Oscuridad del cielo, planeando su venganza sobre los elfos nocturnos y el mundo de Azeroth.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://larealezalcv.activo.mx
 
Las Centinelas y la Larga Vigilia
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Presos, una larga o corta estadía?
» CENTINELAS
» Asesinos y centinelas
» JUEGO: Q ESTAS VISTIENDO??
» Jerbos

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
LaRealezaLCV :: Historia de Warcraft :: Capitulo 1: Mitos-
Cambiar a: